lunes, 14 de diciembre de 2009

Edificios historicos:

Tras un largo periodo de investigación y tras preguntar vecinos de la zona, sólo he encontrado un edificio que sea histórico (al final mi madre me dijo cual era y me lo enseño).

Se trata de la
Parroquia de San Eufrasio:


Se encuentra en la plaza San Félix 1, en la Alcantarilla.



Actualmente el Párroco es D. Juan Viedma, el cual es el responsable de coordinar los distintos grupos de la Parroquia.


En esta parroquia están grupos de: Caritas Parroquial, Catequistas, Coro, Liturgia, Adoración Nocturna, Legión de María, Grupo Caridad y Salud.




Historia de esta parroquia:

La Parroquia de San Eufrasio está compuesta por lo que antes se conocía como Ermita de San Félix. Esta ermita la fundó el 25 de mayo de 1717 Don Luís Garrido-Ayuda junto a su esposa Doña María de Morales y Jurado.

El benefactor era notario, de familia pudiente y religiosa. Un hermano suyo, llamado Pedro Garrido de Dios-Ayuda, perteneciente a la Orden de los Capuchinos, fue misionero y obispo en África; donde después de fundar cinco hospitales, fue mártir, y murió quemado vivo por los Sarracenos. Así lo atestigua un gran cuadro con su figura y un rótulo que hay en una de las salas de la Iglesia.

Cuenta la historia que estando enfermo el benefactor, recibió la visita de unos clérigos capuchinos, éstos pernoctaron unos días en su casa y al marcharse le obsequiaron con una pequeña imagen del primer santo de esta institución, San Félix de Cantalicio. Entonces se invocó a él y sanó de su enfermedad. En agradecimiento, construyó la que fue la Ermita de San Félix, hoy transformada en la Parroquia de San Eufrasio, patrón de la Diócesis de Jaén.

La Ermita tuvo una fecunda vida a lo largo de su historia. Desde su fundación sirvió de residencia para mendigos, sacerdotes transeúntes y peregrinos que venían para adorar al Santo Rostro y dieran fe de pobreza, y también sirvió como asilo-hospital. En su interior había seis camas para esta necesidad.

En el siglo XIX los bienes del benefactor se agotaron y pasó a depender del Ayuntamiento de Jaén que la incluyó en su parcela de beneficencia. Éste la aprovechó dadas sus circunstancias de estar en el arrabal, como hospital en los casos de epidemias en la ciudad, y especialmente prestó un gran servicio en el año 1885. A finales del siglo XIX fue sede de una de las escuelas de la ciudad.

La Ermita tuvo otras actividades en su vida. En su despacho se fundó la que sigue siendo cofradía del Cristo de Charcales (Cristo del Arroz) y sirvió como primera residencia en la capital a las Hermanas Nazarenas. A finales del siglo XIX los hortelanos de toda la zona, especialmente las conocidas como Huerta Baja, Senda de los Huertos y Valondo fundaron una cofradía con el nombre de San Félix, ofreciendo al santo todos los años el primer fruto de sus huertas que eran las cerezas. Éstas se bendecían y se repartían gratuitamente a los asistentes en la misa del día 18 de mayo, día de la festividad del Santo junto con rosquillas. Esta costumbre ha perdurado a través del tiempo hasta el día de hoy.

En los primeros años de la fundación de la cofradía, se procesionaba el Santo por el barrio, pero esto se dejó de hacer. Desde el año 2004, una vez restaurada la imagen, San Félix ha vuelto a recorrer las calles del barrio al igual que lo hacía antaño.

Debido a la crecida poblacional que se produjo en la zona, el obispo comprendió las necesidades litúrgicas de los fieles del barrio y fundó una capellanía en la Ermita adjunta a la parroquia del Sagrario. Entre las sacerdotes que atendieron la mencionada capellanía destacó Don Cándido Carpio Ruiz, éste era conocido como "Padre de los pobres" por su dedicación a los más necesitados. Le fue concedida la Cruz de Beneficencia por la Segunda República Española, y éste se la donó a la Virgen Milagrosa que es quien la porta.

En la plaza destaca una imagen de esta Virgen, debido a la fe que este sacerdote introdujo en la zona; motivo por el cual una de las calles del barrio con su travesía llevan el nombre de esta Virgen.

El 8 de Septiembre de 1970 el Obispo de Jaén, Don Félix Romero Mengibar fundó la Parroquia de San Eufrasio en la Ermita.

En el año 1974 debido al mal estado que presentaba por su vejez natural y la humedad que le proporcionaba el raudal de Santa María, que pasa por debajo del edificio y desemboca en la fuente adjunta, tuvo que ser demolida. Le fue respetada su portada y el patrimonio de imaginería y pictórico que pasó a este nuevo edificio y que podemos disfrutar actualmente.

De este patrimonio destaca la imagen barroca del Stmo. Cristo de la Salud que preside el altar mayor rodeado de doce cuadros barrocos dedicados a las Sibilas (mujeres proféticas). También podemos destacar los cuadros de San Andrés y San Pedro, copias de Ribera de los que los originales se encuentran en Osuna. Hay que destacar la adquisición de un cuadro de San Eufrasio realizado por el profesor de pintura Bartolomé Castro.

En el despacho hay cuadros muy importantes como: un Crucificado, uno dedicado a San Ignacio de Loyola, un Ecce Homo, y una Dolorosa entre otros.

En imágenes podemos destacar: una dedicada a San Félix de Cantalicio del siglo XVIII de la Escuela Granadina, y la Inmaculada del mismo siglo con estilo de Alonso Cano.

Hay que destacar que en este lugar se refundó la Cofradía de la Virgen de la Estrella y más recientemente se fundó la de la Santa Cena.



Voy a hablar de temas concretos de esta parroquia:


Cultos y Espiritualidad:

Con el fin de promover el culto público, hay un grupo que es el Grupo Caridad y Salud. Está ligado al grupo de Liturgia de la Parroquia de San Eufrasio participando activamente todos los sábados en la misa así como en la preparación y ornamentación de la Parroquia en los distintos tiempos litúrgicos.


También colaboran con el movimiento de Adoración Nocturna. Se participa los segundos jueves de cada mes en la exposición al Santísimo. Además de la asistencia a los varios actos que tiene este movimiento a lo largo del año.


Caridad y Convivencia:

Pretenden realizar a lo largo del año numerosas acciones para la ayuda de los más necesitados, y todo ello desde un punto de vista cristiano, social y humano. Se intentará colaborar con organismos estatales, locales, religiosos, ONG´S, etc., así como de forma directa con familias y particulares necesitados.


Juventud:

El trabajo con la juventud del barrio es uno de sus pilares más importantes, ya que consideran fundamental acercar a los jóvenes a la Iglesia trasmitiéndoles los valores cristianos fundamentales para esta sociedad.



Ahora voy a poner algunas fotos para que quede todo más claro (salen en un orden ilógico porque a la hora de subirlas la debería haberlas subido al revés...)

1º) Interior:
-Bóvedas
-Retablo
-Sagrario
-Figuras y cuadros
-Cristaleras






























2º) Fachada y entrada













Y esto es TODO lo que puedo decir de edificios historicos en este barrio.

Saludos y gracias por su interés.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Cuida tus palabras que el cero me lo cascan ami...